Los micropilotes son perforaciones de menor diámetro y profundidad que los pilotes y se emplean para la fundación de edificaciones en roca, suelos con peñones o cantos rodados, donde resulta difícil la perforación de pilotes de gran tamaño y/o en sitios donde no es posible trabajar con equipos grandes. La inyección de los micropilotes se realiza con concreto o con lechada a gravedad o a alta presión, para garantizar la capacidad de carga calculada. Además se pueden utilizar en refuerzos de fundaciones, en túneles o como cortinas continuas de contención. Las máquinas a utilizar son las mismas que se utilizan para ejecutar anclajes